Nuestro producto es el cliché fotopolímero, la parte fundamental de la impresión flexográfica, cualquier error o imperfección en el cliché repercutirá directamente en el acabado de la impresión final. Por ello somos extremadamente cuidadosos ante tanta responsabilidad. Pasando varios procesos de pruebas y comprobaciones en cada uno de nuestros trabajo, para certificar la calidad de nuestro producto.

Generamos cliché fotopolímero liquido de 3mm a 8mm de grosor.

La creación cliché fotopolímero, es un proceso muy interesante a la par de complejo. El cliente manda el trabajo de impresión a realizar en formatos tales como papel, archivo digital trazado, etc. Posteriormente vectorizaremos el trabajo, con ayuda de las herramientas usuales en el mercado (ai,corel,freehand...), una vez terminado el proceso dividiremos el trabajo en planchas para la impresión final, CMYK, CMYK + tintas planas, trabajos a 1,2,3 o más colores.

Cada color sera un cliché y la posición de cada color dependerá del resultado final a la hora de imprimir en máquina.

Si deseamos ver el acabado final por pantalla o en impresión digital, podremos generar las planchas mediante las filmadoras, que nos servirán para generar el fotolito (negativo o positivo) o para generar (en este caso) un tiff de un 1bit necesarios, para que mediante un sistema informático nos genere la prueba de impresión final. Esta prueba de impresión se suele utilizar en trabajos complejos con trama, como degradados o imágenes, que a lineaturas muy bajas varían del resultado inicial, y siempre debemos intentar conseguir perder el menor detalle posible. También nos sirve para generar una prueba de tramado real, si el cliente lo desea y tenemos el proceso de calidad realizado con las tintas y la maquina que el cliente utilizará para el trabajo.

Una vez conforme generamos el fotolito, el cual pasaremos a la insoladora, esta emitirá una luz UV sobre el fotolito, que solo dejara pasar la luz por las zonas transparentes, la opacidad óptima del negro de un fotolito es 4.2 , valores mas bajos se deberán graduar con la insoladora o la filmadora. Para un buen control de la transparencia y opacidad del fotolito necesitamos un densitometro de transparencia.

La luz de la insoladora será enfocada en una plancha de resina especial, generando una plancha flexible con relieve. Después a esa plancha se le quita el exceso de resina, se limpia con agua y jabón y se seca, para dejar la plancha libre de impurezas y pegajosidad.

Mas tarde, se pegarán mediante ajustes de medida del formato final, en unas planchas plásticas, las cuales se les colocará una varilla para su colocación en el rodillo portaclichés.

Finalmente generaremos las pruebas de impresión, colocamos tinta en el cliché y generamos una prueba de premontado en papel, que nos servirán para verificar el buen estado del cliché a la hora de imprimir y el encaje entre las distintas planchas.



Doctor Buades 36,40 - Codigo Postal (03012) - Alicante (ESPAÑA)
Telefono 965 25 73 85
mail: clibox@terra.es y clibox@clibox.com

Inicio - Condiciones de Uso - Contacto

Copyright © 2012 Clibox S.L. . Todos los derechos reservados.